Su florecimiento tuvo lugar durante el periodo Clásico (750-900 d.C.), cuando el estilo “Puuc” experimentó su auge; poco después, los guerreros mercaderes llegados del centro de México durante el siglo X, introdujeron nuevos conceptos y creencias que dieron lugar a la conformación del denominado estilo maya-mexicano.
Colecciones |  México a todo color | Museo Nacional de Antropología

Museo Nacional de Antropología

¿Que hay dentro?. ↓

Index

3 | Introducción
4 | El Museo Nacional de Antropología
10 | Mesoamérica
12 | Cronología de las culturas mesoamericanas
13 | Ubicación de las culturas mesoamericanas

Salas

14 | Introducción a la antropología y poblamiento de América
20 | El preclásico en el altiplano central
28 | Teotihuacán
38 | Los Toltecas y su época
46 | Mexica
66 | Culturas de Oaxaca
86 | Culturas de la costa del golfo
104 | Maya
128 | Culturas de Occidente
144 | Culturas del Norte
150 | Salas de Etnografía

Autor

Felipe Solis

Fotos por:

Giovanni Dagli Orti,, Ismael Villafranco, Michel Zabé, Marco Antonio Pacheco, Javier Hinojosa, Irmgard Groth


238 Fotos-Ilustraciones
160 Paginas
Portada Suave
26 x 20 cm – 10.24 x 7.87 in
ISBN 978-687-7816-13-3


Other Languages
Englishfrançais Deutsch Italiano 日本人

CONTENIDO

El 17 de septiembre de 1964 se inauguró el Museo Nacional de Antropología, pero sus antecedentes se remontan quizá al 13 de octubre de 1790, cuando se hallaron a escasa profundidad, en lo que hoy conocemos como el Zócalo, seis monolitos mexicas, entre ellos la Coatlicue, la Piedra del Sol y la Piedra de Tizoc, enterrados desde hacía 270 años.
El Museo de Antropología es la suma de la civilización mesoamericana. En sus salas se encuentra todo para comprender ese universo cultural que aún resguarda muchos secretos. Es por esa razón que se destinaron 26 salas para exponer los objetos mejor preservados, desde la cultura olmeca hasta la maya, desde la zapoteca hasta la mixteca, desde el Preclásico hasta el momento actual.
Este libro ofrece un seguimiento minucioso de todas las galerías del Museo, de tal modo que el visitante pueda reconocer y valorar mejor las piezas observadas en el recorrido. Sus explicaciones son de enorme utilidad para descifrar el cosmos que reinaba antes de la llegada de la civilización europea.
Además, en sus 44 000 m2 de áreas cubiertas participaron los mejores artistas de la época, como Rufino Tamayo, Manuel Felguérez y Leonora Carrington. Su arquitecto, Pedro Ramírez Vázquez, dejó para los mexicanos una obra maestra.

Sabías que los mayas y los aztecas tenían dos calendarios: uno sagrado de 260 días y otro civil de 365 días

El uso de estos calendarios era común a todos los pueblos de la Mesoamérica precolombina. Cada 52 años se iniciaba un nuevo ciclo llamado “Fuego Nuevo”.

Share This